30.8.09

Aseveraciones tras un estudio al ébano

Construirte, con ambas manos; darte forma, darte tu campo en el tiempo y el espacio.

Recorrerte, dejar que mis dedos sean mis guías en los caminos azarosos a tus cerros, en tu selva y tus ríos.

Observarte con los ojos cerrados y tener la clara imagen de que estas allí con tu espalda apoyada en mi pecho.

Escucharte y que sea una voz distinta la que se desborde de tu garganta, comprobar con los labios las vibraciones de tu cuello.

Irrespetarte, sin dejar evidencia; difuminar la ya tenue línea entre ser tu presa y tu perseguidor, si caímos o nos atrapamos.

Convencerte, sugerirte, palparte y soportar las ganas de rogarte.

Venerarte, mientras miro como te transfiguras y te deshaces de cada una de tus amarras cuando emerges y te vuelves paradisíaca, monumental y titánica.

Rezarte por los imposibles, por la purificación de los mortales, por los misterios del universo, por la paz de los agitados y la noche de los desvelados.

Absorberte, presuroso de querer llevarme conmigo lo que pueda caber entre la canasta que invento con mis dos manos; arena de tus playas, la fragancia de tu sexo.

Dibujarte en la frente, en el coxis, en los muslos, en el ombligo, en la palma de mi mano.

Intuirte, saber que soy extranjero y mi visa expira a paso desenfrenado.

Desearte las buenas noches y prohibirme confesar, so pena de las peores torturas, que mataría a todos los dioses del Olimpo sólo para verte dormir.

Negarte, tres veces antes de que amanezca.

Dejarte, irme temeroso de que con el tiempo, mi mente quiera hacerme creer que solo te soñé; querer tomar algún papel y escribirte, pero en realidad lo que quiero es un mapa para algún día volver a infiltrarme en tus jardines.



Get this widget | Track details | eSnips Social DNA

1 Comentarios:

A la/s lun. ago. 31, 11:01:00 a. m. 2009, Blogger Cristibel dijo...

Me encanta que de nuevo te estés sumergiendo en la poesía... ¿o la poesía en vos?

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal